viernes, 10 de junio de 2022

DICHOS SOBRE Y DEL ESCRITOR CARLOS FUENTES -10 años sin Carlos Fuentes (15-5-2012-2022) - Washington Daniel Gorosito Pérez



(México, D.F.) Washington Daniel Gorosito Pérez

Para Elena Poniatowska, ganadora del Premio Cervantes en el 2013; quien está cumpliendo 90 años y viene siendo fruto de múltiples homenajes en su tierra adoptiva, México, Carlos Fuentes inventó una nueva manera de narrar que causó sensación porque el gran novelista iniciaba con su novela: “La región más transparente” una doble revolución, la de descubrir, nombrar y lanzarse a domesticar.

Fuentes abrió en grande las puertas de la literatura mexicana, todo podía decirse y escribirse. Salió del canon. “En un país de mudos la presencia de Carlos Fuentes resultó insólita y a veces intolerable”.

Recordemos la frase de Fernando Benítez (un verdadero prócer de la cultura en México) un extraordinario escritor, historiador y periodista cultural; cuando se publicó en 1958, “La región más transparente”: “Cualquiera que sea el destino del libro mexicano ya no lo espera el miserable y caduco ninguneo”.

Mientras que para el escritor Gonzalo Celorio, Fuentes fue el creador de la Ciudad de México en la novela, “no quiero decir que la ciudad no estaba presente en la literatura a lo largo de la historia del país desde la gran Tenochtitlan a nuestros días, sino que en “La región más transparente”, tiene un protagonismo inédito.

“Es decir la ciudad es el personaje principal, sobre todo por su voz, esa voz que resulta de la suma de todas las voces diferente, discrepante y que corresponde a todos los estratos sociales, culturales y económicos. Una polifonía coral”.

Fuentes fue un autor enérgico y crítico; poseedor de una fuerza narrativa que abarcó la ética, la cultura, la ontología, la política, la estética y demás preocupaciones de la existencia; es un escritor importante para la literatura y para la historia de la literatura.

DICHO POR ÉL:

LOS PRIMEROS INTENTOS:

Tenía unos siete años, mi padre (Rafael Fuentes Boettigger) llegaba a la embajada de México en Washington y me entró la manía de hacer una revista, a mano, ni siquiera mecanografiada, a lápiz, donde exponía mis ideas de lo que pasaba en el mundo. La guerra de España me impresionaba mucho, las películas que había visto, libros, noticias. Una vocación más de periodista que de escritor”.

LA LUCHA LITERARIA:

“Uno tiene que tener mucho miedo al escribir. Escribir no es un acto natural, como comer, hacer el amor o dormir. Es un acto contra natura, en cierto modo, es oponerle la escritura a la naturaleza. La naturaleza no se basta a sí misma, sino que necesita otra realidad, un añadido que es la creación literaria: páginas, palabras, tinta”.

“En el fondo, ese es un acto perverso y peligroso y lo demuestra el hecho de que, si uno cree que la literatura es inofensiva, basta presentar un libro ante una dictadura totalitaria para conocer lo peligrosa que puede ser a los ojos de una dictadura”.

Su viuda, la periodista Silvia Lemus contó que “Fuentes decía que sin disciplina no puedes ser un escritor o una escritora. La entrega a la literatura tiene que ser profunda, verdadera, no esperar a la musa: la literatura te obliga a entregarse. Él decía que su mejor amante había sido la literatura”.

Para su gran amigo de décadas, Miguel Alemán Velasco, (empresario, escritor, político y abogado), la vida de Carlos Fuentes se puede dividir claramente en tres tiempos. Su infancia viajera, ya que fue hijo de diplomático, incluso nació en Panamá cuando su padre prestaba servicios diplomáticos en la representación mexicana en ese país.

En su infancia inició la visión multidimensional del mundo y de México que adquiriría con los años y de la que fuera brillante expositor tanto oral como escrito. Para Alemán Velasco: “Su visión de México es comparativamente crítica e incansablemente propositiva para reclamar las fortalezas de un país con enorme potencial y con un sueño compartido de prosperidad.

El segundo tiempo en la vida de Fuentes, el descubrimiento de su vocación de escritor. Su mente curiosa, crítica, analítica, productora inagotable de ideas con un extraordinario poder de contar historias apasionantes. En sus obras está presente un enorme compromiso con sus textos; revisados, pulidos y fruto de una auto exigencia rigurosa.

A una década de su muerte en su amada Ciudad de México el 15 de mayo del 2012, llegó el tercer tiempo, donde las remembranzas de su legado y su genial actitud hacia la vida seguirán siendo motivo de descubrimiento de las actuales y futuras generaciones.

En sus conferencias, entrevistas y pláticas destaca la visión crítica, severa, la descripción desnuda de las realidades de nuestro tiempo, como cuando dijo en enero de 1989, en una conferencia en Las Palmas de Gran Canaria y Santa Cruz de Tenerife titulada: Los escritores ante el final del siglo en América Latina, que ésta, vive inmersa en “una cultura de crisis”.

A su vez afirmó que en América Latina se vive una modernidad truncada al darse una coexistencia de valores propios de la Edad Media. Carlos Fuentes dijo en esa oportunidad que a los latinoamericanos les sobra religión y violencia, y apostó por la tolerancia cultural como la mejor solución para “el presente y futuro de una sociedad en permanente evolución y revolución”.

Sin lugar a dudas, hoy más que nunca en México y América Latina, nos hace mucha falta la fuerza luminosa y la claridad de sus ideas.

(c) Washington Daniel Gorosito Pérez

México, D.F.

Washington Daniel Gorosito Pérez es un escritor y periodista de origen uruguayo radicado en México


No hay comentarios:

Publicar un comentario

publique un comentario a esta nota