miércoles, 11 de abril de 2018

Por la vuelta...Ida Vitale y su regreso a Montevideo por Magda Lago Russo


(Montevideo) Magda Lago Russo

"Regresar es/volver a ocuparse/de devolver a la tierra/el polvo de los últimos meses;/recibir del mundo/el correo dormido/intentar saber/cuánto dura/una memoria de paloma", escribe Ida Vitale en el poema "Viaje de vuelta", perteneciente al libro Trema (2005), en el cual pensamiento y emotividad a raíz del regreso definitivo a la tierra natal generan una eclosión de lucidez ante las circunstancias, eso, antes que una fácil respuesta sentimental, como ha sido casi norma en la poesía continental a la hora de reflexionar sobre el exilio cuando está a punto de concluir. Una de las poetas latinoamericanas de mayor trascendencia, no solo de este tiempo,    sino de todos los tiempos, Ida Vitale (Montevideo, 1923) prepara su regreso definitivo a Uruguay tras varias décadas fuera (si hago el recuento, creo que son más de cuatro), habiendo vivido primero en México y luego en Austin, Texas, donde produjo su gran poesía de los años recientes. Se ha publicado su Poesía reunida, libro fundamental para entender la vida de las palabras durante la última parte de la modernidad, que aún es esta. En agosto de 2017 Vitale   hizo   una lectura de poemas pertenecientes a ese libro  que son la historia de su vida, pero también la historia de nuestra, en una reconocida   librería   de la capital montevideana. La poeta Ida Vitale, Doctora Honoris Causa de la Universidad de la República en 2010, ha recibido varios premios internacionales La obra poética de Ida Vitale​, iniciada en 1949 con el breve cuaderno La luz de esta memoria, se estudia en los cursos de Literatura Uruguaya.
Nacida en Montevideo, Ida Vitale es una de las voces principales de la llamada generación del 45, y en la actualidad un nombre insoslayable en el panorama de la poesía hispanoamericana. Desde su primer libro, La luz de esta memoria (1949) su obra se destacó por el rigor formal, una límpida dicción y un refinado sentido del idioma. Una serie de libros que fueron recogidos en su mayoría por el Fondo de Cultura Económica en el volumen Sueños de la Constancia (1988) muestran el recorrido de una voz poética que se ha mantenido fiel a sí misma a medida que ahondaba y afinaba su registro. Exiliada en México entre 1974 y 1984, integró el consejo asesor de la revista Vuelta y el equipo fundador del semanario Uno más uno, además de desplegar una importante actividad como profesora de literatura, crítica y traductora. De regreso al país en 1984, dirigió la página cultural del semanario Jaque. En la actualidad vive en Austin, Texas, junto a su marido el también poeta Enrique Fierro.  Fallecido hace un año. Pronto espera volver definitivamente a su país . En el Día Internacional de la Poesía, 21 de marzo,en su paso por Montevideo se   la homenajeó en el Claustro del Museo de Bellas Artes.
Ida Vitale hace honor a su apellido. Lleva vividos 93 intensos años que no parecen pesarle demasiado. Camina con pasos firmes y -como escribiera Manuel Rivas* - "parece escogida para un capricho por el cincel del tiempo". Incluso las arrugas de su rostro bien podrían ser un marco creado con el propósito de resaltar unos ojos donde la vida parece estar muy lejos de apagarse
La relación con las palabras “cambia su forma de andar por el mundo”, dice Ida Vitale Ella está enamorada de estas, trata de curarse y de combatir el frío abrigándose con ellas a través de sus versos, que éstos se memoricen y acaben con el ruido del silencio. Y ese calor es el que nos encontramos en su libro: Sobrevida.
Es autora de una decena de libros de ensayo y crítica, dedicados a Cervantes, a Antonio Machado, a Juana de Ibarbourou, entre otros estudios, siendo importante su labor como traductora de Simone de Beauvoir,  Benjamin Péret,  Gaston Bachelard y Luigi Pirandello.Vitale invita a las palabras, conversa cordialmente y las agasaja, les da claridad. Proclama la palabra como realidad y como lucha para combatir los silencios del mundo. Dirá “Ya nunca más, diríase, / el silencio”. Por eso su poesía late.

                             Dos poemas de Ida Vitale
Gotas
¿Se hieren y se funden?
Acaban de dejar de ser la lluvia.
Traviesas en recreo,
gatitos de un reino transparente,
corren libres por vidrios y barandas,
umbrales de su limbo,
se siguen, se persiguen,
quizá van, de soledad a bodas,
a fundirse y amarse.
Trasueñan otra muerte

INVIERNO

Como las gotas en el vidrio,
como las gotas de la lluvia
en una tarde somnolienta,
exactamente iguales,
superficiales,
ávidas todas,
breves,
se hieren y se funden,
tan, tan breves
que no podrían dar cabida al miedo,
que el espanto no debiera hacer huella
en nosotros.
Después, ya muertos, rodaremos,
redondos y olvidados.

(c) Magda Lago Russo

Magda Lago Russo es una escritora uruguaya

FUENTES:
EDUARDO ESPiNA-EL OBSERVADOR DE MONTEVIDEO
ESPACIO LATINO:COM
MONTEVIDEO PORTAL
INFOLIBRE-CARMEN CANET:



                                         
*Manuel Rivas- es un escritor, poeta, ensayista y periodista gallego cuya obra se desarrolla fundamentalmente en lengua gallega.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

publique un comentario a esta nota