viernes, 9 de octubre de 2015

Sencillamente el Che por Maritza Morales Valero











(Sancti Spíritus,Guayos) Maritza Morales Valero



Quiso la historia que fuera Cuba quien amparara tus restos…

Para los cubanos, sencillamente, el CHE.

No es usual visitar a Cuba por esta fecha, y quedar indiferente ante la "entrañable presencia" y el recuerdo de Ernesto Guevara de la Serna (1928-1967), médico y guerrillero argentino-cubano, latinoamericano y UNIVERSAL, asesinado en Bolivia a los 39 años de edad.

Recordado en toda la isla, pero es en la ciudad de Santa Clara, considerada Ciudad del CHE, donde descansan sus restos.

Monumentos e historias perpetúan la figura del "guerrillero heroico". Su ofensiva libertadora desde oriente hasta Las Villas, donde se destacó en la batalla de Santa Clara y en el descarrilamiento del Tren Blindado (monumento erigido), que evitó la llegada de refuerzos a las tropas de la dictadura imperante.

Una majestuosa escultura sobresale desde la Plaza de la Revolución de esta ciudad.

La imagen de seis metros, muestra al Che de pie, mirando al frente con su porte de guerrillero, su barba, su boina y el fusil en su diestra, el brazo izquierdo en cabestrillo, fracturado.

La altura de la figura alcanza dieciséis metros desde el pedestal, donde reza: "Hasta la victoria siempre"




Erigida por el pintor y escultor cubano José Delarra (1938-2003), la figura del Che, armoniza con el Conjunto Escultórico que engalana la plaza.

En su base se encuentra el museo, y un Mausoleo donde descansan desde 1997, los restos del Che y sus guerrilleros en Bolivia, rescatados por el gobierno cubano y científicos argentinos en investigaciones efectuadas desde su desaparición.

Una Llama Eterna, prendida hace dieciocho años por Fidel Castro, rinde honor a los guerrilleros, y simboliza la vigencia de sus ideales.

En el museo, de amplios salones climatizados, se exhibe una replica de la escultura "Che Niño", del museo de Alta Gracia, Argentina.

Una amplia muestra de documentos y objetos personales que pertenecieron al Che, son admirados por los visitantes nacionales y foráneos que concurren al sitio.

La cámara fotográfica, rememora su vocación.

notas de sus estudios en la escuela José de San Martín, un facsímile del Título Médico dado en Buenos Aires en 1953, junto a la matrícula de enfermero de 1950.

En otro stand una bata de médico, un microscopio, la boina y el uniforme.

Un tintero obsequiado en Punta del Este, Uruguay.

Y un sin número de fotografías, a tamaño natural, engalanan los amplios salones.

El facsímile del diario del Che en Bolivia, la pluma y la montura usada durante el tiempo en la Guerrilla. Instrumental odontológico, el inhalador que mitigaba sus crisis de asma, agudizadas por el clima de La Sierra Maestra.

El radio transmisor que utilizó en la campaña de liberación en Las Villas; espejuelos, una billetera, un juego de ajedrez y el diccionario que siempre lo acompañaba.

La lista es interminable, pero gran curiosidad inspira la variada colección de armas utilizadas por el Che, y los billetes del tiempo que estuvo presidiendo el Banco Nacional de Cuba, en 1959 y hasta 1961, con su censurada firma: Che.

La figura del Che ha sido motivo de controversias en el mundo, sin embargo en Cuba, El CHE, es un símbolo de altruismo y solidaridad.

En el lema utilizado por la Organización de Pioneros de Cuba se hace alusión a los sacrificios hechos por el Che: "Seremos como el Che", siembra en los niños y en la juventud, el sentido de humanidad y solidaridad, demostrada por los médicos cubanos hacia enfermos de diversas latitudes.

Como dato curioso, cuarenta años después, en el 2007, la misión solidaria de los médicos cubanos, en Bolivia, le devolvió la visión a Mario Terán, soldado que ejecutó al Che.

Músicos, poetas, escritores, y artistas de diversas manifestaciones se inspiran en la figura del Che.

El cantautor cubano Carlos Puebla (1917-1989), considerado "El cantor de la Revolución", dedicó su obra de criolla cubanía a figuras históricas, dentro de ellas al Che, con su canto Hasta Siempre Comandante, inspirado en las palabras de Fidel con motivo de la carta de despedida del Che, donde renunciaba a sus cargos en el gobierno, alegando;

"otras tierras reclaman mis modestos esfuerzos".

El fotógrafo cubano Alberto Korda (1928-2001), captó una de las imágenes más difundidas por todo el mundo. La instantánea fue tomada cuando el Che contemplaba el cortejo fúnebre, de los más de 60 muertos y 200 heridos por atentado terrorista al barco La Cubre,1960, en el puerto de La Habana.

Según relatos del propio Korda, quien estuvo ligado por muchos años como fotógrafo a las principales figuras de la Revolución Cubana, el Che era "tremendo", antes de permitirle tomar su primera fotografía, lo mantuvo una semana cortando caña junto a él, para que brindara su aporte a la zafra del pueblo cubano;
…seguí cogiéndole miedo, el Che era tremendoconfesó Korda.


Venerado como santo, odiado, incomprendido, reafirmado como héroe, o idolatrado por su perfil, pero jamás ignorado ha sido el Che, ejemplo de integridad.

Hijo, hermano, padre y esposo, médico ejemplar y guerrillero; amigo entrañable.

La cultura plena de los hombres, reconoce sus valores, los imita o los respeta, aún sin compartir las mismas ideologías.

Ernesto Guevara de la Serna, El Guerrillero Heroico, sencillamente,

el CHE.





HASTA SIEMPRE COMANDANTE

(Canción)

Carlos Puebla




Aprendimos a quererte

desde la histórica altura

donde el sol de tu bravura

le puso cerco a la muerte

Coro:

Aquí se queda la clara

la entrañable transparencia

de tu querida presencia

Comandante Che Guevara

Tu mano gloriosa y fuerte

sobre la historia dispara

cuando todo Santa Clara

se despierta para verte

Vienes quemando la brisa

con soles de primavera

para plantar la bandera

con la luz de tu sonrisa

Tu amor revolucionario

te conduce a nueva empresa

donde esperan la firmeza

de tu brazo libertario

Seguiremos adelante

como junto a ti seguimos

y con Fidel te decimos

Hasta siempre comandante




Canto a Fidel
Ernesto Guevara

(1956)

Vámonos
ardiente profeta de la aurora
por recónditos senderos inalámbricos
a liberar el verde caimán que tanto amas.
Cuando suene el primer disparo y se despierte
en virginal asombro la manigua entera
allí, a tu lado, seremos combatientes,
nos tendrás.
Cuando tu voz derrame hacia los cuatro vientos
reforma agraria, justicia, pan, libertad,
allí, a tu lado, con idéntico acento,
nos tendrás.
Y cuando llegue el final de la jornada
la sanitaria operación contra el tirano,
allí, a tu lado, aguardando la postrer batalla,
nos tendrás...
Y si en nuestro camino se interpone el hierro,
pedimos un sudario de cubanas lágrimas
para que se cubran los guerrilleros huesos
en el tránsito de la historia americana, Nada más.

Sencillamente,

el CHE.

(c) Maritza Morales Valero

Sancti Spíritus
Guayos
Cuba



Maritza Morales Valero (Guayos, Sancti Spíritus, Cuba, 1968) es poeta y narradora (literatura infantil y para adultos). Graduada de nivel medio superior, de formación autodidacta.
Se incorporó en el 2014 al Taller Literario Fayad Jamis de Guayos, donde ha participado en encuentros de escritores aficionados y ha obtenido premios y menciones en narrativa infantil, para adultos y en poesía. Tiene inéditos cuentos y relatos, para niños y adultos, y poesía. Ha colaborado con revistas infantiles y programas radiales. Fue finalista en el Concurso Nacional de Microrrelatos, auspiciado por la revista mexicana Papeles de la Mancuspia donde fue publicada su obra Cena Homenaje. 




nota y fotografías (c) Maritza Morales Valero, enviadas por Maritza Morales Valero
para su publicación en la revista Archivos del Sur

2 comentarios:

  1. Gracias a Maritza Morales Valero por su nota y fotografías enviadas para ser publicadas en tu respetable y prestigosa REVISTA ARCHIVOS DEL SUR., amiga Araceli.
    Abel Espil
    PD. ignoraba el hecho de que los médicos cubanos le devolvierón la visión a Mario Terán.

    ResponderEliminar
  2. ¡gracias! por tu comentario, Abel Espil

    ResponderEliminar

publique un comentario a esta nota